Green Room ★★★★

¡Osom! ¡Uno de los mejores thrillers que he visto en algún tiempo! La peli va de una banda de punketos medio losers que aceptan tocar en un bar de mala muerte, que resulta ser el centro de reunión de una pandilla de neonazis.

Al principio parece que la película va a ser la típica historia de adolescentes odiosos que en su road trip caen en las garras de horribles hillbillies asesinos, pero luego resulta ser mucho más. La trama es más complicada de que la parece a simple vista y a cada momento nos va entregando giros y sorpresas. Al mismo tiempo mantiene un nivel de tensión que te hace querer gritar.

Obviamente los neonazis son aterradores, pero no tanto por los matones rapados y tatuados, sino por su líder, interpretado por el enorme Patrick Stewart (inserte referencia a X-Men o Star Trek), un tipo frío y tenebroso que conoce todos los agujeros legales por los cuales puede colarse para llevar a cabo sus acciones perversas.

No podía faltar, en una película así, un killing spree en el cual podemos tener el gusto de ver a neonazis ser despanzurrados, lo cual siempre es satisfactorio.