The Mitchells vs. The Machines

The Mitchells vs. The Machines ★★★★½

Amé esta película. La vi junto con mi familia y la disfrutamos muchísimo. Siendo yo el papá, estoy seguro que se ve diferente que siendo uno de los hijos o la mamá, pero también sentí que tiene algo para cada miembro.

Va sobre una familia que no es precisamente disfuncional, pero que está muy lejos de ser perfecta. Es de hecho, como son las familias en la realidad: medio desequilibradas, pero unidas por el amor. La cinta tiene como eje la relación entre el padre, Rick, y la excéntrica hija adolescente, Katie. A lo largo de la cinta ambos tendrán que aprender a ver el mundo desde el punto de vista del otro.

Aunque el escenario apocalíptico que los Mitchell están enfrentando es completamente ficticio, las situaciones familiares que retrata son tan honestamente reales que no hay forma de no sentirse en conexión con estos personajes animados. Lo más bonito de esta cinta es que demuestra que esas imperfecciones y excentricidades que están presentes en todas las familias pueden ser también sus fortalezas.

La peli manda un contundente mensaje contra el capitalismo de vigilancia y los monopolios de Silicon Valley, y cómo han convertido una tecnología que prometía liberarnos y universalizar el conocimiento en una nueva prisión que nos agobia. Sin embargo, ese mensaje se da de forma ingeniosa y cómica, sin caer en sermoneos. Esto lo hace la mejor cinta de animación con crítica social que he visto desde ZOOTOPIA.

Es una peli tremendamente divertida. Tenía mucho tiempo que no me carcajeaba tanto con una cinta de animación. Además, qué animación tan brillante, con un uso súper creativo de las imágenes emergentes y la mezcla de 3D y 2D, de una forma que nunca había visto.

Verdaderamente, va para convertirse en un clásico contemporáneo. Lástima que el Oscar de este año se lo van a dar a cualquier chuchería que saque Disney -.-

PD: Por la trama, me recordó mucho a NEXT GEN, aunque MITCHELLS es mucho, mucho mejor:
letterboxd.com/maikciveira/film/next-gen/