I, Tonya ★★★★

Agradablemente sorprendido. Reconozco que los biopic sobre personas famosas que desconozco, no me suelen atraer. Aquí el lazo me lo puso Margot Robbie. Y doy gracias por hacerlo.

Basada en el mayor escándalo deportivo dentro del patinaje artístico durante los años 90, nos encontramos con una historia que da mucho más que un simple retrato de los sucesos.

A modo de mockumentary, con un montaje absorbente (aunque tiene media hora en que baja un poco), una BSO fantástica y un humor negro desolador, "Yo, Tonya" ataca un montón de temas sin dejar de lado su historia real.

Relaciones tóxicas, padres enfermizos y obsesionados con el triunfo deportivo de sus hijos, la caída desde la cima, la imagen de la América deportiva y la carnaza de la prensa...

Todo lo redondea una brutal Margot Robbie en el papel principal, y una secundaria tan magnifica como Allison Janney, que le dan un plus total al buen y sólido guión de Steven Rogers.