Duel ★★★½

Los primeros minutos son un poco lo que sientes cuando vas por una comarcal y te topas con un camión. Después, locura máxima. El enemigo sin rostro, fundido con la máquina. No importa quién es ni por qué lo hace, sólo importa su inquietante y peligroso misterio y la factura técnica para una persecución de 90 minutos. Gran estreno de Steven Spielberg.