Before the Devil Knows You're Dead ★★★½

Andy (Philip Seymour Hoffman) es un hombre que le ha ido bien profesionalmente, casado y adicto a la heroína. Su hermano menor Hank (Ethan Hawke) solo le alcanza para vivir y apenas logra pagar la pensión de su hija y que le recuerda su ex esposa cada vez que lo ve.
En este escenario es en que los hermanos planean un robo a la joyería de sus padres, que como tiene seguros comprometidos, nadie saldría perdiendo, si todo sale bien. Obviamente ese no será el caso.
El veterano director Sydney Lumet dirige lo que fue su última película antes de su muerte y lo hace de gran forma, con una historia sólida, actores de primera línea y utilizando un estilo narrativo moderno, no lineal, al ir mostrando secuencias del presente, luego de un par de días atrás, después más atrás para volver al presente y luego desde el punto de vista de otro personaje y así. Nada mal para un hombre de más de 80 años.
Mención aparte merece la portentosa actuación de Philip Seymour Hoffman, que una vez más se roba la película como un hombre agobiado por el estilo de vida que lleva y debe aparentar, a pesar de compartir escenas con otros actores de renombre como Ethan Hawke, Albert Finney y Marisa Tomei.