Midsommar

Midsommar ★★★½

Se está empezando a formar una muy marcada y fuerte personalidad en el cine de terror, porque con Midsommar (y por si alguien tenía dudas), Ari Aster nos demuestra que no es un hombre de un solo éxito.

Esto lo digo porque tras el bombazo que supuso Hereditary, su opera prima (aunque parezca una locura), Aster sigue evolucionando su estilo: terror pasado por tragedias familiares, puesta en escena muy cuidada, ambientación envolvente, sectas, momentos absolutamente locos, tensión, planos largos y estilizados...

Y pese a que aún necesite ser depurado, este estilo es de lo más prometedor para los futuros años, recordemos que apenas tiene 32 años, postulándose así para convertirse en la nueva cara del nuevo terror estadounidense.

Ya metiéndonos más de lleno en la película, me flipa la forma en que usa los planos para mostrarnos lo que él quiere desde planos en los que se pasa de escenas bucólicas al terror rozando el gore hasta los efectos usados para remarcar la locura en todo el entorno.

Lamentablemente, falla en perderse por momentos, cogiendo caminos que no le benefician a la hora de resolver, y dejándose una buena parte en el tintero.

Aun así hay que seguir la pista a este director, que en unos años estoy seguro de que será de los más importantes del panorama internacional.

Olm liked this review