Sex Is Comedy ★★★★★

Breillat nos da una dosis de meta-realidad al igual que años más tarde con Abus de faiblesse, retomando partes de su vida privada. En este caso, retrata la filmación de su anterior filme, À ma soeur!, mostrando las interacciones entre actores y directores, hombres y mujeres, artistas y prima donnas, todo con una gran naturalidad para llevarnos a una conclusión contundente. Una excelente exploración de las dificultades de filmar una escena erótica que trasciende su tema, mucho mejor logrado que en Art History, de Joe Swanberg.