Sweet and Lowdown ★★★★

La película que convirtió a Sean Penn en mi violero de jazz preferido