• Side Effects

    Side Effects

    ★★★★

    Todo iba muy bien hasta que llegó ese flashback sobredialogado y expositivo que termina por joder una peli de detectives que, antes de eso, estuvo manejada de manera cinematográfica (o sea, audiovisual), no literaria, textual.

    Y sé que es políticamente incorrecto decir esto, pero qué detestable es la personaja de Vinessa Shaw: oportunista, ingenua, voluble, egocéntrica y carente de empatía.

    Una belleza el plano inicial que se acerca al edificio donde da consulta el Dr. Banks (Jude Law) y que la peli acabe con la cámara alejándose del hospital dice termina internada Rooney Mara.

  • Charlie Countryman

    Charlie Countryman

    ★★½

    Tristemente ocurrente e inconsecuente en muchos de sus planteamientos más interesantes.

    Gran ejemplo de cómo plantear grandes ideas que no vamos a desarrollar para contar una historia que nunca apuntalamos al inicio de la película.

    Eso último es un arma de doble filo.

  • Last Night in Soho

    Last Night in Soho

    ★★★½

    No tengo tiempo para escribir de esta película por lo que me abstendré para no ser reduccionista pues no es cosa fácil hablar de ella y no porque sea harto complicada aunque su construcción lingüística es harto sofisticada.

    Pero es que así como tiene logro brutales, tiene fallos muy importantes y detalles forzados como la villana de nombre edípico o los antecedentes de esquizofrenia y el fantasma de la madre que aparece en el primer plano de la película (ergo, no es un spoiler).

    Ya habrá tiempo y estómago para mis populares escritos impopulares y actualizaré esta entrada.

  • Titan A.E.

    Titan A.E.

    ★★★

    Precursora de "Treasure Planet" (Ron Clements, John Musker, 2002), da la impresión de que se clavaron tanto desarrollando el aspecto visual y tecnológico de la película que descuidaron el aspecto argumental por lo que hay cosas de la historia que no se dan el tiempo de desarrollar sino que solamente ocurren, se dan por hecho.

    Pero es una pionera realizada por unos pioneros (que trabajaron con el mismísimo Walt E. Disney) y eso la hace una obra importante. Eso es absolutamente innegable.

  • Immortal Beloved

    Immortal Beloved

    Citizen Kane hecho nada interesante.

  • Haunter

    Haunter

    ★★½

    Detesto la sobre gesticulación de Abigail, pero la película es harto interesante aunque, como toda película que está construida al rededor de loops y paradojas temporales, estoy seguro de que sus abismos argumentales son grandes y profundos, sólo que están muy bien cubiertos por toda la parafernalia visual que tan bien distingue a la obra de Natali.

  • The Frighteners

    The Frighteners

    ★★½

    La verdad es que a la distancia resulta un poco ingenua, no respeta del todo las reglas del universo de la operación de lo físico de los fantasmas, el CGI, otrora tan novedoso, ya se ve viejito pero no se puede negar que fue la punta de lanza para lo que después fue LOTR (y terminó en el fiasco de "El Hobbit").

  • Dobermann

    Dobermann

    ★★★

    Trepada en el tren del cine de acción francés que llegó a América de la mano de Luc Besson, la verdad es que no trae ninguna propuesta nueva ni personajes interesantes.

    Sin una estética peculiar de la violencia y sin un discurso propio, sí es una película divertida, pero nada más, agota rápidamente sus recursos aunque siempre será una delicia ver a la Belucci y a Cassel en pantalla.

  • Abuse of Weakness

    Abuse of Weakness

    Horriblemente tediosa y repetitiva, da por hecho todo creyendo que porque la protagonista tiene medio cuerpo paralizado, nos compadeceremos de ella cuando es necia y no se nos presenta ninguna clase de contexto.

    Parece que carece de inteligencia al dejarse engañar por un embustero que sabemos es un embustero quien, además, no es muy encantador que digamos. ¿En qué momento le suelta cheques sin ton ni son cuando llegó con una bolsa llena de billetes de 500€?

    La obra asume…

  • The Hitchhiker's Guide to the Galaxy

    The Hitchhiker's Guide to the Galaxy

    Especialmente caótica, no logra combinar el subversivo humor británico con el slapstick vulgar de los gringos (¡y eso que Sam Rockwell interpreta al personaje vulgar de acento gringo!).

    No he leído las novelas y si me vienen con el argumento de que así las escribió Adams (guionista también de ésta), pues entonces entendemos poco del concepto de adaptación que, como propuso Robert Stam, convendría entenderlo como un asunto de literatura comparada por lo que, NECESARIAMENTE, se perderán cosas en la traducción.

  • Stalker

    Stalker

    ★★★½

    No hay mucho que yo pueda decir sobre esta joya de la ciencia ficción con un argumento profundamente ¿teológico? No sé si teológico, pero sí espiritual: un conflicto de fe.

    Su tratamiento sonoro es lo que resulta de análisis inagotable más allá de sus ideas vertidas en complejos diálogos que suenan como extraídos de un libro de filosofía.

    Pero se está más clavado en los planos largos y las metáforas (que, ejem, es lo que hace la ciencia ficción en…

  • Prelude

    Prelude

    ★★★½

    Después de volver a repasar el temario de mi curso de Plano Secuencia, aterrizar en esta obra resulta una culminación harto interesante pues conjuga, seguramente sin saberlo, un montón de teorías focalizándose en el trabajo de los actores quienes construyen la historia y, de manera muy destacada, llenan el tiempo muerto volviéndolo harto significativo.

    Construir una historia y la poética de los personajes en los momentos en que están solos y no dicen nada.