The Irishman ★★★★½

‘The Irishman’ marca no solo el reencuentro entre Martin Scorsese y Robert DeNiro sino el reencuentro con el género gánster que ambos definieron con ‘Mean Streets’, ‘Goodfellas’ y ‘Casino’. También marca la primera vez que Scorsese trabaja con Al Pacino y la primera vez que trabaja con Netflix (quienes le brindaron libertad creativa y un presupuesto de 140 millones de dólares para su épica que utilizaría efectos especiales para rejuvenecer a su reparto). El resultado es una obra maestra que no solo nos adentra en terrenos conocidos del género, sino que ofrece una expiación de aquellos que acusaron a Scorsese de idealizar a los capos que retrataba en pantalla. Las últimas escenas dan un claro veredicto sobre las consecuencias de llevar una vida violenta.
‘The Irishman’ contiene un legado histórico importante (enfocándose en un periodo de más de 4 décadas) y un poderoso estudio sobre la mortalidad. Sin duda, es una película de extraordinarias actuaciones que también funge como una de las grandes propuestas de este 2019. A pesar de durar 3 horas y media, esta resulta imperdible.