Antibirth ★★★★½

Hay un valemadrismo muy padre en Antibirth que recuerda a esos horrores ochenteros enojones de gente como Frank Henenlotter o William Lustig. Y con su paleta de colores vivos, infinito mal gusto y personajes desagradables me recordó un montón a mi consentida Street Trash.

Y pese a su maravilloso tufo a película chafa, las actuaciones son impecables. Sobre todo Lyonne, dando el que creo es el papel de su vida.

Sumen a eso que le tengo cariño a Perez por Animal Collective, la música es de Eric Copeland después de haber sacado uno de mis discos favoritos del año y el póster es We Buy Your Kids (mis graduados de Mondo favoritos) y la verdad es que no pude evitar enamorarme un poco de esta película.

rotch liked these reviews