Filth ★★★½

Same rules apply.

Filth tiene lo que es probablemente una de mi performance favorita de James McAvoy, es bastante caótico, si tuviese que elegir una forma de describir la película, sería que huele mal, si es que eso tiene sentido.

Él la carga de inicio a final, no siendo un personaje que te tenga que agradar necesariamente, sino un hijo de perra que será víctima de sus propios actos y con suerte, logrará que empatices con su tragedia.

Es un estudio de la psicología del personaje, pero de una forma algo grotesca o absurda en partes, aunque sí tiene algunos problemas con el script o podría mejorar en algunos aspectos, no podría evitar adorar esta película.