The Strangers: Prey at Night ★★★★

Bertino está de vuelta con una variante directa de su famosa THE STRANGERS, película de confesa inspiración mansonita que puso de nuevo en el candelero las caretas, los asedios con susto y los hechos reales falsos como extra de morbo en el cine de terror hace ya una década, pero esta vez la silla de director la ha ocupado alguien que lejos de querer parecérsele ha ido a su bola. Bien.

Hablo de Johannes Roberts, que francamente me ha sorprendido. Ya me tenía intrigado desde su muy resultona F, otro slasher de factura impecable, y celebro que haya quedado desmostrada con creces su pasión por el género y su oficio con esta inspirada joyita del terror duro que saca músculo en su soberbia práctica y defensa de los cánones clásicos, porque está gloriosamente planificada y estructurada como un poemario dedicado a LA NOCHE DE HALLOWEEN y tiene al menos dos docenas de planos brillantes, un excelente uso del formato panorámico, muertas barrocas, algunas convenientemente horribles, y ciertos zooms heredados de los mejores 70’s. Tensión, horror y violencia del más alto nivel, sin chorradas (ni anillos de boda).