Thelma ★★★★★

Sobre el papel, una certera y muy simbólica y romántica diatriba contra la espiritualidad típicamente judeocristiana; a grandes rasgos, la puta obra maestra del cine fantástico del año.

Lejos de la virulencia de CARRIE y PATRICK, y sin embargo partiendo de ideas y elementos similares, el noruego Joachim Trier filma esta historia inolvidable con una épica del punto de vista, una lírica y una perfección aplastantes y únicas, y en la que sobre todo priman el estilo y una atmósfera onírica casi estupefaciente. Su visión feminista, encima, es en absoluto moralizante, con un punto vitriólico y oscuro que descolocará a más de uno. 

Destacar especialmente una belleza inconmensurable que te vuela la puta cabeza, algo fuera de serie, y una sensibilidad extraordinaria.

Y Eili Harboe, madre mía. MADRE MÍA.